UN APUNTE CIENTÍFICO SOBRE LA HOMEOPATÍA.


Antes de empezar con este artículo quiero aclarar que escribo sobre el tema de la homeopatía, que en principio no tiene nada que ver con la filosofía oriental, porque todos aquellos que hemos investigado diferentes tipos de encontrar una mejor salud fuera de la "medicina oficial" (sea el yoga, el taichí, la meditación, etc...) hemos estado en contacto alguna vez con el mundo de la homeopatía. Por tanto, aunque directamente no tiene nada que ver, considero adecuado abordar de un modo conciso y adecuado el mundo de la homeopatía y la controversia que despierta.

Desde siempre, mejor dicho, desde que se creo esta disciplina de la salud en 1796 por Samuel Hahnemann, la hometopatía se ha tachado de pseudociencia. Un tipo de medicina alternativa que no contaba con el respaldo de la comunidad científica ni por la gran mayoría de los "expertos" de la salud. Ha sido siempre tratada como un tema de charlatanes y sacadineros y pocos se han dedicado a estudiarla profundamente.

En este artículo, no intento culpar a las personas de su falta de miras con el tema de la homeopatía, es evidente que acostumbrados al método científico, el que nos enseña que un experimento se puede repetir una y otra vez para comprobar que funciona, exijamos pues que ante cierta afirmación (la base homeopática) queramos alguna prueba clara que la demuestre. Más aun, cuando la base de la homeopatía, no tiene ningún sentido y está en contra según todo el conocimiento científico que hemos obtenido.

Pero seamos más abiertos de mente. El tema de la homeopatía es curioso, a primera vista no tiene ninguna lógica. La base principal de la homeopatía es que una cierta propiedad de un elemento, es diluido tantas veces que si hiciéramos un análisis, no encontraríamos ni una sola molécula de la disolución inicial, y mucho menos la cantidad adecuada para que pueda surtir efecto. Pero aun así, se son muchas las personas que aseguran que han obtenido cierta mejora con ayuda de la homeopatía. De hecho, no solo las personas han encontrado un beneficio, sino también animales a los que se les ha suministrado han conseguido un beneficio destacable. Digo esto, para desmontar a aquellas personas que contra-argumentan que el porcentaje es similar al del placebo.

Existirán cierto estudios que dirán que el porcentaje es el mismo, otros que mayor, etc... cada uno puede sacar sus  propias conclusiones. Pero hay que tener en cuenta, que existe un gran lobby, un grupo de presión económico, que impide y dificulta desde muchos ámbitos el desarrollo de la homeopatía. Este grupo de presión son las farmacéuticas, más interesadas en conseguir beneficios y mantenerlos, que en conseguir curar a las personas.

Entonces, viendo en general el mundo de la homeopatía como está, cuales son las presiones y en general su mundo. Os podéis preguntar, qué puedo aportar para contrarrestar toda la oposición que está padeciendo la homeopatía. Y en efecto, existe un hecho, científico para todos aquellos que les cueste imaginar que existen cosas aun por descubrir. Se trata de los trabajos del premio Nobel Dr. Luc Montagnier, una eminencia que recibió el premio nobel por poder aislar y "encontrar" el virus del SIDA.

El virólogo francés ha estado en los últimos años estudiando las propiedades del agua. Y sobre todo la memoria del agua. No quiero decir más sobre este asunto porque ya existe un documental que explica los trabajos de Luc Montagnier, y protagonizados por él mismo. El descubrimiento es impresionante, inimaginable y rompe con los esquemas mentales que nos hemos creado tanto individualmente como imaginario común y cultura occidental. Los caminos que se abren son tanto y de tan alta importancia, que merece la pena invertir un poco de tiempo para ver el documental. Se titula: Se ha encontrado la memoria del agua  (subtitulado al español-castellano).



6 comentarios:

  1. Hay mucha gente que habla del efecto placebo de forma despectiva, y yo me pregunto ¿qué importancia tiene si es placebo o no si te cura? Lo importante es curarse, y si es la mente la que nos enferma, es esa misma mente la que nos curará. En otro rato veré el video.

    ResponderEliminar
  2. El japonés Masaru Emoto ha hecho un trabajo también muy interesante sobre el agua al captar sus vibraciones según el sonido de palabras y música.
    Hace años que hago una cosa con el agua que quizá a alguién le interese.
    Como el agua que sale del grifo lleva mucho cloro y es agua muerta, la pongo al sol en potes de cristal para que se vaya el cloro y coja la información del sol.

    ResponderEliminar
  3. Se me ha pasado por alto decir (no se puede ir deprisa porque luego se tarda más) que al poner los potes al sol los dejo abiertos y con una gasa tapando la boca para que no caiga ningún insecto. El cloro se disipa entre las 24 y 48 horas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una profesora mia me decía que ella hacia lo mismo que tú comentas, pero que lo ponía en una botella de cristal azul... y de esa manera se ionizaba.

      Eliminar
  4. Se pueden poner los colores correspondientes a cada chakra y también a cada órgano (esto último según la medicina china). Los colores al igual que todo, es información y puede ser benificiosa para el cuerpo, o no.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...